Cómo comenzar

Si nunca has practicado y hace rato resuena en ti la palabra Yoga, te recomendamos que comiences investigando sobre los diversos tipos de yoga que existen y pruebes aquel que más se acerque a tus expectativas. Puede ser que en el camino conozcas varias escuelas y profesores. Procura estar abierto a las distintas posibilidades, pero quédate siempre con lo que mejor vaya contigo. Tener un instructor o maestro es importante, pero en definitiva, los únicos que pueden decidir lo que mejor nos conviene, somos nosotros mismos.

“El verdadero comienzo de la práctica se torna evidente cuando aceptamos la responsabilidad sobre nosotros mismos. Es decir, cuando reconocemos que, al final, no existen respuestas acerca de nosostros, fuera de nosotros mismos. Ningún profesor, maestro o gurú, ni ninguna filosofía, pueden resolver el problema de nuestras vidas. Estos solo pueden sugerirnos, guiarnos o inspirarnos”.
Judith Lasaster, Living Your Yoga